Carry Trade

El carry trade es una técnica que los grandes inversores llevan practicando en el mercado Forex desde sus inicios.

Consiste en la diferencia entre el carry negativo de un activo que hemos pedido prestado a bajo costo y el carry positivo de un activo en el que hemos invertido.

La idea es sencilla. La inversión en divisas supone comprar una divisa para simultáneamente vender otra, o lo que es lo mismo, nos financiamos en una divisa e invertimos ese dinero en otra. El inversor de esta forma apuesta a que una de las divisas se va a apreciar (divisa de inversión) respecto a la otra (divisa de financiación).

Esta estrategia es especialmente utilizada para especular en los mercados de divisas aunque, en un sentido general, puede referirse a cualquier tipo de inversión que implique un cambio de una moneda que ofrece un tipo de interés bajo hacia cualquier otra inversión, como deuda de mercados emergentes, acciones, materias primas, activos, inmobiliarios, etc.

monedas

Factores para tomar en Cuenta al Considerar un Carry Trade

  • Apreciación de divisas con tasas de interés bajas: Los carry trades son rentables debido a que ofrecen ganancias sobre la diferencia entre las tasas de interés de dos monedas.
  • Balance Comercial: El balance comercial de un país (la diferencia entre importaciones y exportaciones) puede afectar también a la rentabilidad de un carry trade.

¿Por qué funcionan los carry trades?

  • Funcionan debido al constante movimiento de capital que entra y sale de los países. Los países que tengan mejores perspectivas de crecimiento, tienen la capacidad de ofrecer mejores tasas de interés sobre el dinero que se está invirtiendo en ellos.
  • Los operadores que están interesados en maximizar sus ganancias, normalmente buscarán inversiones que ofrezcan el nivel más alto de rendimiento. Al tomar la decisión de invertir en cierta moneda, es muy probable que el operador elija la moneda que le ofrezca mayor rendimiento o la tasa de interés más alta. Si varios operadores toman la misma decisión.

¡¡¡¡Cuidado!!!!

A  pesar de su aparente simpleza, esta estrategia conlleva riesgos. El más evidente es el relativo a las fluctuaciones en los tipos de cambio entre las dos monedas que intervengan en inversión durante la duración de la misma, puesto que la ganancia (o pérdida) final de la operación dependerá del tipo de interés aplicable cuando se quiera convertir el capital más los rendimientos a la moneda original. Este es el llamado “riesgo de cambio”.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>